Introducción

Si la pregunta la hacemos a alguien que no sea cristiano, su respuesta será: “NO ES PECADO” – Pero ¿ha intentado hacerle la pregunta a la Biblia?

La biblia es clara y concreta, ¡ES PECADO!

Ef 5:11-14 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; 12porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto. 13Mas todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, son hechas manifiestas; porque la luz es lo que manifiesta todo. 14Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo.

Cuando aquí Pablo habla de “participar” se refiere a todo acto que promueva el uso de estos elementos que dañan el cuerpo, el cual es templo del espíritu santo.

El cristiano honesto y sincero esta llamado a “reprender” las obras “infructuosas” de las tinieblas. Pero si usted participa y no las reprende, considere bien a quien esta representando, porque a Cristo no es.

¡Respondamos Concretamente!

Vender alcohol es promover la borrachera, la cual condena Dios:

Gá 5:21 envidias, homicidios, “BORRACHERAS”, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

Vender preservativos es promover la fornicación, la cual condena Dios:

Gá 5:19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: ADULTERIO, FORNICACIÓN, inmundicia, lascivia,

Vender cigarrillos es promover el daño contra el cuerpo, el cual es templo del espíritu santo:

1Co 3:16-17 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? 17Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.

No se engañe, el hecho de que el mundo normalice algo, no quiere decir que este bien, de hecho, Dios mismo, desde tiempos remotos lo ha dicho:

Isaías 5:20-25 ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! 21¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos! 22¡Ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar bebida; 23los que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho! 24Por tanto, como la lengua del fuego consume el rastrojo, y la llama devora la paja, así será su raíz como podredumbre, y su flor se desvanecerá como polvo; porque desecharon la ley de Jehová de los ejércitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel. 25Por esta causa se encendió el furor de Jehová contra su pueblo, y extendió contra él su mano, y le hirió; y se estremecieron los montes, y sus cadáveres fueron arrojados en medio de las calles. Con todo esto no ha cesado su furor, sino que todavía su mano está extendida.

No sea hallado usted promoviendo el pecado, promoviendo los elementos que se usan para su practica y destrucción de la persona. No existe diferencia alguna para Dios el que promueve y negocia con estas cosas y el que promueve y negocia con drogas ilícitas, personas, niños y demás. Estas cosas son pecado ante Dios y daremos cuenta de ello en el día del juicio final.

No asociarnos

El cristiano debe asociarse con lo honesto, con lo puro, con lo que es de buen nombre.

Fil 4:8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Creo que, y a la luz de la biblia, el cigarrillo, alcohol o preservativos no son lo que es “verdadero”, “honesto” o de “buen nombre”, o que tenga “virtud” alguna, o sea “digno de alabar”, por lo tanto ¿Por qué se asocia con esto?

No se asocie con el pecado, no se asocie con quienes lo promueven, cuando ellos, los del mundo afirman según su sabiduría y no la de Dios que esto no está mal, escuche bien lo que dice el Señor: “No participéis con ellos en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas”.

Es su decisión, ¿A quién quiere oír?

Jn 8:42-44 Jesús entonces les dijo: Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido; pues no he venido de mí mismo, sino que él me envió. 43¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra. 44Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.

Para concluir: Antes de pensar “que hermano tan exagerado o cortante” piense: no es el hermano, es Dios y su voluntad.