Introducción

No, los ancianos no son dueños de la iglesia. Los ancianos son solo siervos de Dios y ayudadores en la obra de Cristo.

1Pedro 5:2-3 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; 3no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

Los ancianos son el reflejo del amor sincero y honesto por la obra de Dios. Ahora, hay excepciones, PERO ESTAS EXCEPCIONES NO SON DE DIOS, son de los hombres. Y es evidente que muchos hombres sirven queriendo tener “señorío” sobre el rebaño. Hay que tener cuidado con los tales.

Tomando decisiones

Pero, ¿Si un anciano debe servir y tomar decisiones impopulares y necesarias para el bienestar de la iglesia, deben estos no tomarlas porque algunos pueden considerar esto como un querer adueñarse de la iglesia? – NO, deben tomar decisiones, incluso impopulares, basadas en las sagradas escrituras para que la iglesia del Señor no pierda su identidad.

Tit 1:9-11 retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen. 10Porque hay aún muchos contumaces, habladores de vanidades y engañadores, mayormente los de la circuncisión, 11a los cuales es preciso tapar la boca; que trastornan casas enteras, enseñando por ganancia deshonesta lo que no conviene.

Un anciano que piense más en su popularidad que en hacer la voluntad de Dios no es apto para tal oficio.

Ahora, es lamentable que muchos hermanos empleen falacias para vender mal la obra de ancianos honestos y sinceros, que, por no estar de acuerdo con las decisiones, quieran dañar el cuerpo de Cristo y su organización. Bien dice el Señor, ya tienen su paga (Mat. 6:2).

Aprender a ser ovejas

Indiscutiblemente es difícil para muchos el ser “ovejas” – el estar sujetos a la autoridad de Dios. Y, decimos autoridad de Dios, porque esto es lo que Dios ha planeado, ha dicho para que su iglesia lo practique y considere:

He 13:17 Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.

Es necesario que usted considere la necesidad que se tiene ante Dios de ser oveja, para que así disfrute el maravilloso regalo de Dios del pastoreo de su alma.

No debería usted atender a comentarios que mal representan a los servidores de la iglesia del Señor. Si estos comentarios carecen de sustento y solo demuestran la inmadurez del hermano o hermana, debe desecharlos y ayudar al hermano(a) a comprender que atenta contra la voluntad de Dios.

1Ti 5:19 Contra un anciano no admitas acusación sino con dos o tres testigos.

Cómo conclusión a esta cuestión, evite ser tropezadero, dañar la obra de Dios por su falta de capacidad o deseo de someterse a la voluntad de Dios. Y antes de cuestionar o contradecir algo, asegúrese de tener el suficiente apoyo bíblico para corregir las malas acciones o actitudes de algunos hermanos, incluido los ancianos de la iglesia del Señor. Recuerde que ellos son hombres también y están expuestos al error. Y la iglesia no pertenece a los ancianos, ni a nadie, solo a Cristo, por eso su declaración publica “somos una iglesia de Cristo”.