Rom 1:16-17 Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. 17. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

Algo que puede estar ocurriendo en la vida de muchos jóvenes que son cristianos es el temor para hablar acerca de Dios, sea en el colegio, en la universidad o en el grupo de amigos donde pasa su tiempo; pero ¿Qué podemos hacer al respecto para tener la valentía y hablar de nuestra fe en Dios? Bueno, vamos a resolver este interrogante para que así puedas decir a otros lo que tú ya hiciste.

Identificar los Miedos

Antes que nada, debemos evaluar lo que te da temor, te produce miedo, identificar esos miedos ayudará a que puedas ser consciente de ellos y atacarlos donde se debe; también recomendamos realizar una oración para que Dios te de fortaleza frente a esto.

Debemos también considerar que los miedos pueden estar fundados por las siguientes situaciones:

  • Miedo a que nos pregunten algo y no podamos responder.
  • Temor a que se burlen de nosotros por nuestra fe.
  • Temor a perder a nuestros amigos.

Sea cual sea la situación, recuerda que Dios nos da lo que necesitamos para enfrentar cualquier situación.

Isa 41:10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Como puedes apreciar, Dios estará de nuestro lado en todo momento, siempre que confíes en Él y lleves a cabo su voluntad.

Aceptemos el Reto

Podemos considerar que tus miedos puedes estar justificados por algo, como una mala experiencia por ejemplo, donde te ridiculizaron por tus creencias, es natural que ocurra y es natural que sientas temor frente a esto, sin embargo, en vez de huir de esto, es mejor aceptarlos como parte habitual de la vida de un cristiano.

2Ti 3:12 Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución;

Es tan sencillo, miremos lo que el mismo Señor Jesús nos enseñó:

Jua 15:20 Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor.(B) Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.

Piensa en cómo nos beneficiará

¿Es posible sacar algo bueno de todas estas experiencias? En Efecto, Si, aprendemos mucho sobre el amor que debemos tener por las personas, a comprender y ayudar en lo que más podamos nosotros como cristianos a cada una de ellas.

Rom 12:12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;

Es importante que consideres que, los demás al saber de tus creencias, reducirá significativamente la presión sobre ti, así que no dudes en decir o comunicar a los demás sobre esto.

Ahora, defender nuestra fe con valentía nos hará sentir muy bien con nosotros mismos, sino crees así, prueba y lo notarás.

Pro 23:15 Hijo mío, si tu corazón fuere sabio, También a mí se me alegrará el corazón;

Prepárate

Podemos recibir el consejo de Dios.

Pro 15:28 El corazón del justo piensa para responder;

Una preparación y lectura constantes de las biblia te ayudarán a responder con seguridad cualquier interrogante que te realicen, así que no dudes en prepararte para estar seguro en lo que vas a decir o responder a aquellos que están demandando de ti una respuesta.

1Pe 3:15 sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones,(G) y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;

Da el Primer Paso

Es importante que consideres el paso anterior antes de dar este primer paso, la preparación es muy importante; cuando ya estés listo, avanza, puedes usar un tema de conversación importante para ambos, y compartir lo que piensas frente a eso según la palabra de Dios, es muy importante que muestres cuán feliz eres por haber conocido a Dios y que te sientas orgulloso de ser Cristiano.

Luc 12:11-12 Cuando os trajeren a las sinagogas, y ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis por cómo o qué habréis de responder, o qué habréis de decir; 12. porque el Espíritu Santo os enseñará en la misma hora lo que debáis decir.(D)

Sé Prudente

Como nos muestra el sabio Salomón:

Pro 13:16 Todo hombre prudente procede con sabiduría; Mas el necio manifestará necedad.

Evita sumergirte en conversaciones que predispongan a la persona, debes decir la verdad siempre, pero el “cómo” es muy importante al momento de hablar.

El mismo Señor Jesús nos enseña sobre esto:

Mat 26:62-63 Y levantándose el sumo sacerdote, le dijo: ¿No respondes nada? ¿Qué testifican éstos contra ti? 63. Mas Jesús callaba. Entonces el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios.

Ecl 3:7 tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar;
Así que sigue estos consejos que te ayudarán bastante en tu vida, y recuerda, no dejes de hablar de Dios.