(Proverbios 18:22) El que halla esposa halla el bien, Y alcanza la benevolencia de Jehová.

Es lamentable encontrar hoy día cómo los matrimonios no se ven de la forma expresada en proverbios, pues no se identifican como una bendición dada por Dios. La esposa suele estar cansada por los oficios diarios, y olvida agradecer a su esposo el haberla elegido, agradecerle por amarla, manifestarle ese sentimiento de gratitud por el gesto de tenerla en cuenta para pasar el resto de su vida a su lado.

(Proverbios 31:11) El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias.(Proverbios 31:12) Le da ella bien y no mal Todos los días de su vida.

Esposa, la relación con tu esposo puede no ser muy favorable en este momento; considera entonces lo que puedes ganar al aprender a agradecer a tu esposo, a darle respeto conforme a Dios, y podrás notar cómo la relación, en vez de empeorar, mejora cada día. Comprende que el estado actual de tu relación, es el resultado del trabajo que haces con tu esposo.

Uno de los mejores momentos para expresar gratitud a tu esposo, es en la mañana.

¿Cómo saludas a tu esposo cada mañana?

¿Está él seguro de tu amor?

Despiértalo siempre con un «te amo» que jamás olvide y un «me alegro de ser tu esposa».