Actualmente la televisión, la radio, la Internet y otros medios de comunicación aplauden cuando dos personas de forma pública manifiestan su orientación sexual, las masas aplauden y el mundo se inclina por estas nuevas tendencias, pero, ¿Qué piensa Dios al respecto?

Hay incluso movimientos LGBTI en las iglesias, donde se promueve que todos son hijos de Dios, y que disfrutarán de la vida eterna sin importar cómo se definen sexualmente, pero, ¿Será esto lo que dice Dios en su palabra?

Es importante aclarar que los cristianos no odiamos a las personas, solo aborrecemos el pecado, las acciones, lo que vaya en contra de la voluntad de Dios; toda persona tiene la oportunidad de la salvación siempre y cuando se rija o viva conforme a la voluntad de Dios, si obedece su palabra:

Juan 3:16-17 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 17. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

Jesús vino a la tierra con ese propósito, de salvar a las personas, aquellas que de forma voluntaria se acerquen a Él y vivan conforme a Su voluntad; son las personas las que eligen si viven en Dios o si rechazan Su voluntad.

Cuando estamos en la escuela, colegio o universidad, las personas pueden vernos como llenos de prejuicios, porque no estamos de acuerdo con las prácticas de estos pecados, pero es importante que sepas decir, en el momento oportuno, que tu dificultad no es con las personas, más bien es con el pecado y con el destino de las almas de esas personas; nos condenan por amarles, por querer una vida en la eternidad para cada uno de ellos.

Hay distintas opiniones con respecto a este tema, y pueden variar según la edad y la cultura. Los cristianos, sin embargo, no podemos ser “llevados de aquí para allá por todo viento o corriente de pensamiento”.

Efesios 4:14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,

¡Debemos respetar el punto de vista de la Biblia!

Pero, ¿Cuál es la postura de la Biblia, la Voluntad de Dios sobre la homosexualidad?

Vamos a analizar qué dice Dios al respecto y no permitir que el mundo o las personas nos hagan ver lo incorrecto como correcto, recuerda lo que dice Dios:

Isaías 5:20 ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!

¿Qué dice la Biblia sobre la homosexualidad?

Dice claramente que Dios estableció que las relaciones sexuales tendría lugar entre un hombre y una mujer que, ademas, estarían casados:

Génesis 1:27-28 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 28. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Levítico 18:22 No te echarás con varón como con mujer; es abominación.

Levítico 18:22 “No te acostarás con varón como los que se acuestan con mujer; es una abominación(LBLA).

Proverbios 5:18 Sea bendito tu manantial, Y alégrate con la mujer de tu juventud, 19. Como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, Y en su amor recréate siempre.

La biblia condena de forma tajante las relaciones entre dos personas del mismo sexo, lo cuál, significa, que así el mundo diga que es correcto y que Dios debería aceptarlo, no es así.

También condena la fornicación, es decir, tener relaciones sexuales con alguien que no sea tu cónyuge, que también deriva o por implicación se entiende que sea alguien de tu mismo sexo.

Gálatas 5:19-21 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20. idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21. envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

Cuando nos preguntan:

¿Qué opinas tú de los homosexuales?

Bueno, no tenemos nada en contra de ellos como personas, pero no estamos de acuerdo con sus prácticas, y si disfrutamos de una libertad de elección y una libertad de expresión esto es algo que nadie puede quitarnos, porque estaríamos volviendo a la época, donde por pensar diferente eran llevados a la muerte.

No podemos olvidar que nosotros hemos escogido vivir según lo que la biblia enseña y tenemos el derecho a que se respete nuestra elección.

Josué 24:15 Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

No debemos avergonzarnos por nada.

Salmos 119:46 Hablaré de tus testimonios delante de los reyes, Y no me avergonzaré;

¿No deberían los cristianos respetar a todas las personas, sin importar su orientación sexual?

Obvio. La biblia dice que debemos respetar a todos:

1 Pedro 2:17 Den a todos el debido respeto: amen a los hermanos, teman a Dios, respeten al rey. (NVI)

Por eso los cristianos no odiamos a las personas que han elegido desobedecer a Dios, sino que los tratamos con bondad y respeto, como a todas las demás personas.

Mateo 7:12 Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.

Pero decir que la homosexualidad es algo malo, ¿no es una forma de fomentar el prejuicio contra la comunidad gay?

No, para nada. Estamos en contra de la conducta y no de las personas. Así como algunos están en contra de la conducta asesina de las personas que matan a otros, o de la conducta despiadada de las personas que tratan de forma denigrante a los animales, o de las conductas irresponsables de algunos cuando violan las normas de transito; y sabemos que, no es justo que por pensar diferente y no estar de acuerdo con algo debamos recibir el odio de las demás personas.

¿Acaso Jesús no fomentó la tolerancia? ¿No deberían los cristianos ser más abiertos con la homosexualidad?

Jesús no enseñó que debamos aceptar cualquier estilo de vida. Lo que Él enseñó es que la salvación se ofrece a todo aquel que practica la verdad de Dios, Su Palabra:

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Y la fe se demuestra obedeciendo las normas morales de Dios,

1 Juan 3:24 Y el que guarda sus mandamientos, permanece en Dios, y Dios en él. Y en esto sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.

Entre ellas, las que prohíbe la homosexualidad.

Romanos 1:26-27 Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, 27. y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.

“Los homosexuales no pueden cambiar; nacieron así” Dicen algunos

La biblia no entra en el tema de la genética de los homosexuales; habla de características que pueden estar muy arraigadas en una persona.

Efesios 2:3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

Pero, el hecho de que existan personas que tengan cierta inclinación hacia la homosexualidad no hace que Dios deje de condenar esta práctica.

Evitemos enredarnos en una discusión sobre qué hay detrás de los deseos homosexuales. Más bien concentrarnos en los actos, que son los que condena la biblia.

Realicemos la siguiente comparación: Algunas personas dicen que la violencia tiene causas genéticas;

Proverbios 29:22 El hombre iracundo levanta contiendas, Y el furioso muchas veces peca.

Aun así, la biblia y la sociedad condenan la conducta agresiva;

Salmos 37:8 Deja la ira, y desecha el enojo; No te excites en manera alguna a hacer lo malo.

Efesios 4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.

¿Te parece que eso es injusto solo porque hay personas que supuestamente son violentos por naturaleza?

¿Cómo puede exigirle Dios a un homosexual que ignore sus sentimientos? ¿No sería eso una crueldad?

Bueno, ese razonamiento parte de una idea equivocada: la de que hay que obedecer sí o sí los impulsos sexuales.

Dios, en cambio, tiene una opinión más alta de los seres humanos. La biblia dice que, si quieren, pueden controlar esos impulsos, esos malos deseos.

Colosenses 3:5 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;

¿Tendríamos que ver la homosexualidad con buenos ojos aunque no la practiquemos?

Mucha gente piensa esto, pero ¿Es correcto que un homosexual pida que se respete su libertad de expresión obligando a los demás a verlo de esa manera? Estaría haciendo lo que tanto condena, no tendría autoridad moral para pedir tal cosa.

Seguro hay ciertas prácticas que los homosexuales condenan, como la corrupción, la injusticia, las guerras. Esas mismas cosas son condenadas en la biblia; solo que en ella se prohíben además algunas prácticas sexuales:

1 Corintios 6:9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10. ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

La biblia no fomenta una mentalidad prejuiciosa. Simplemente establece el mismo principio para todos, nos dice a todos los seres humanos que debemos huir de la fornicación:

1 Corintios 6:18 Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.

Hay millones de personas que para vivir según lo que dice Dios en su palabra se abstienen de sus deseos sexuales, por más tentaciones que se les presenten. Entre ellos se cuentan heterosexuales que están solteros y no tienen muchas probabilidades de casarse, y otros que están casados y sus deseos lujuriosos los pueden llevar a pensar en relaciones extra-maritales. Pero no por eso son infelices, simplemente piensan que Dios es lo más importante y que su voluntad prima sobre todas nuestras emociones.

Todos nosotros que anhelamos la salvación, el vivir con Dios en la eternidad cumpliremos la normas y respetaremos la voluntad de Dios.

Deuteronomio 30:19 A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia;

Esperamos en Dios que usted pueda apreciar mejor el consejo de Dios, que viva conforme a su voluntad y que no llame bueno a lo que va en contra del pensamiento de Dios.