Salmos 147:3 El sana a los quebrantados de corazón, Y venda sus heridas.

¿Puede ser sanada una mujer que ha sido profundamente herida ya sea por circunstancias en su vida o por una persona a la que amaba y confiaba? ¿Pueden ser sanados su corazón y su alma? ¿Pueden volver a amar y confiar? Sabemos que el desafío está cuando por diferentes razones las mujeres han tenido que sobrellevar una gran cantidad de cosas en sus corazones, abusos, malos tratos (sean físicos, emocionales, mentales, verbales, etc.) la respuesta a cada pregunta planteada es un ¡Si!

Como mujeres que están viviendo con un alma herida y en soledad, no amadas y en varios casos mal entendidas, esta serie de enseñanzas ayudarán a romper con ese estado.

Hebreos 4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Incontables números de personas caminan de un lado a otro heridas en sus almas por daños del pasado, y no saben que pueden ser sanadas o simplemente no saben qué hacer o cómo dar inicio a este proceso.

Así como nuestro cuerpo puede estar enfermo, también nuestra alma puede estar enferma, pero Dios quiere sanarnos en todas las áreas donde estemos heridas, incluida nuestra alma.

  • INTRODUCCIÓN – PDFPPTX
  • LA HISTORIA DE LAS MUJERES – PDF – PPTX