Muchos de nosotros hemos visto programas en la televisión, donde un grupo de personas debe sobrevivir en una ambiente hostil y difícil y superar diferentes pruebas, y, a lo largo de este desafío ellos ganan determinadas cantidades de dinero y el ganador final se lleva el premio mayor.

En esos ambientes, los concursantes compiten entre ellos, se descalifican entre ellos, incluso llegan a decidir quien continua y quien no, hasta que finalmente queda uno.

Sin embargo, hay una edición de “supervivencia” que nunca termina: El Matrimonio.

Al igual que en el reality de “el desafío”, el esposo y la esposa deben llevar adelante una relación en un medio hostil, y no hablamos de una selva difícil, hablamos de un ambiente complejo como nuestra sociedad actual, no hablamos de fieras o animales peligrosos, hablamos de personas que pueden estropearnos fácilmente nuestro proyecto de vida llamado “familia”.

Mateo 7:25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.

Tasa de Supervivencia

1 Pedro 5:8 ​Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;

Imagine usted lo siguiente: si le dijera que debe transitar un camino, el cual esta lleno de peligros, toda clase de peligros, animales salvajes, rocas, derrumbes, abismos, etc. ¿Cómo transitaría usted por ese camino? Creo yo que trataríamos de estar alertas, nada nos distrae ya que podríamos pagar caro la distracción, no contestaríamos ni el teléfono, con tal de no dar oportunidad a cualquier animal salvaje a tomarnos por sorpresa o que se nos vaya un pie en un abismo. Ahora, si te dijera que el 50% de las personas mueren en ese trayecto, ¿Aumentarías más tu cuidado?

Ahora, no es que no puedas salir a caminar, solo que si pones verdadero cuidado en un simple trayecto donde la taza de accidentes es tan bajo, inferior al 2%, ¿Por qué no colocar el mismo cuidado y atención en el camino que transita un matrimonio donde la tasa de divorcios es del 50%?

Efesios 5:28 Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.

Miremos lo que expresa Dios:

Malaquías 2:16 Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales.

¿Cuál es el secreto para sobrevivir? La respuesta está en el mandamiento que estamos estudiando, volver a empezar una y otra vez.

Nuestro Dios, es un Dios de segundas oportunidades, cada día se renuevan sus misericordias para con nosotros.

Lamentaciones 3:22-23 Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. 23. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.

2 Corintios 6:2 ​Porque dice: En tiempo aceptable te he oído, Y en día de salvación te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.

Un Dios que hace nuevas todas las cosas.

Malos Cimientos

Muchos matrimonios empiezan mal, se casan rápidamente para huir de sus hogares, por un embarazo no planeado, o por una emoción efímera, sea cual sea la situación el matrimonio tiene un principio no muy recomendable, y es debido a esto que necesitamos aprender a empezar cada día, a renovar nuestro amor en la relación matrimonial.

Mateo 7:25-26 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. 26. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena;

Un Matrimonio “Sin Posibilidades”

En la biblia encontramos el ejemplo de un matrimonio con pocas posibilidades, el ejemplo de Jacob, trabajo fuertemente 7 años para poder casarse con Raquel, pero al final su suegro le engaño y le dio por esposa, en una noche de festejo, a su hija mayor, a Lea.

Jacob tuvo que trabajar otros siete años para si lograr tener a Raquel.

Génesis 29:21 Entonces dijo Jacob a Labán: Dame mi mujer, porque mi tiempo se ha cumplido, para unirme a ella.

Génesis 29:22 Entonces Labán juntó a todos los varones de aquel lugar, e hizo banquete.

Génesis 29:23 Y sucedió que a la noche tomó a Lea su hija, y se la trajo; y él se llegó a ella.

Génesis 29:24 Y dio Labán su sierva Zilpa a su hija Lea por criada.

Génesis 29:25 Venida la mañana, he aquí que era Lea; y Jacob dijo a Labán: ¿Qué es esto que me has hecho? ¿No te he servido por Raquel? ¿Por qué, pues, me has engañado?

Génesis 29:26 Y Labán respondió: No se hace así en nuestro lugar, que se dé la menor antes de la mayor.

Génesis 29:27 Cumple la semana de ésta, y se te dará también la otra, por el servicio que hagas conmigo otros siete años.

Génesis 29:28 E hizo Jacob así, y cumplió la semana de aquélla; y él le dio a Raquel su hija por mujer.

¡Que escena! – ¡El engañador engañado! – Y no solo fueron estas dos mujeres, debemos recordar que cada hija de Labán traía consigo a sus criadas, en total terminaron siendo 4 mujeres (Génesis 30:1-8).

Solución para los malos comienzos

A pesar de toda esta escena, de que Jacob amaba a Raquel, el lugar de primera esposa le perteneció a Lea, al morir Raquel fue enterrada en el camino.

Génesis 35:19 Así murió Raquel, y fue sepultada en el camino de Efrata, la cual es Belén.

Y en el caso de Lea, fue enterrada en la cueva de Macpela, el sepulcro de la familia, un sitio de honor donde yacían Abraham y Sara, junto a Isaac y Rebeca, al lado de su esposo Jacob.

Génesis 49:31 Allí sepultaron a Abraham y a Sara su mujer; allí sepultaron a Isaac y a Rebeca su mujer; allí también sepulté yo a Lea.

Ahora, quizá lo más importante de todo esto es que el Hijo de Dios vino a través de Lea, Madre de Judá, tribu de la cual vino el Señor Jesús.

Dios espera que los matrimonios se comporten de la misma manera como Él lo hace con su pueblo, con su iglesia.

Juan 3:16-17 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 17. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

Esperamos mucho de Dios, pero damos tan poco a Él…

Un matrimonio puede renovarse, pero para lograrlo, deben recuperar su corazón, podar, cortar toda aquella maleza que ha deteriorado y corrompido la tierra, creando raíces de amargura que dificultan el proceso de renovación diaria.

Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.

Mateo 13:1-9 …La buena tierra y las malas tierras…

Seis principios para volver a Empezar una y otra vez

  1. Aceptación
    1. Romanos 15:7 Por tanto, recibíos los unos a los otros, como también Cristo nos recibió, para gloria de Dios.
    1. Sin la aceptación, la fe cristiana no existiría tal y como la conocemos, al igual, sin aceptación seríamos incapaces de sobrevivir en el matrimonio, ya que las diferencias nos consumirían a diario.
    1. Necesitamos aceptarnos el uno al otro de la misma manera que Dios nos acepta, siendo imperfectos, pero puliendo nuestro carácter y forma.
    1. Cuando vaya en oración ante Dios, recuerde pedir correctamente, no que construya un cónyuge a su necesidad, sino más bien que usted sea un cónyuge conforme al corazón de Dios y de ayuda para su esposo(a).
  2. Atención
    1. 1 Pedro 1:22 Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;
    1. Pareciera que el versículo anterior no tiene sentido, es obvio que debemos amar a nuestro cónyuge, pero, para resumir, amar significa prestar A-T-E-N-C-I-Ó-N. no hay nada que demuestre tanto el amor como la atención.
    1. Los hombres necesitamos aprender sobre esto.
    1. Veamos las sugerencias prácticas:
      1. Alabarse el uno al otro, prestar atención a los detalles físicos, emocionales, mentales y espirituales que nuestro cónyuge perfecciona.
      1. Los detalles son importantes, no requieren una inversión alta, solo con pequeñas muestras de afecto a través de pequeños elementos o notas avivan fuertemente el amor.
      1. Separe tiempo para agradecerle por las cosas que hace a diario en función de la relación, esto perfecciona al cónyuge en su entrega.
      1. Llamar, no solo para pedir que compre ciertas cosas o que no olvide pagar las cuentas, llame para saber cómo está su cónyuge.
      1. Exprese siempre palabra de aliento y alabanza, valore su cónyuge delante de otros.
  3. Adaptación
    1. Efesios 5:21 Someteos unos a otros en el temor de Dios.
    1. Este versículo habla de la mutua sumisión, si deseamos tener matrimonios felices, tenemos que aprender a someternos en el Señor.
    1. El esposo no es un capataz, es un hombre al servicio de la familia, al cuidado de su hogar.
    1. Usted no puede cambiar el corazón de su cónyuge, llévelo ante Dios, Él es quien debe hacerlo, tu cónyuge debe tener a Dios en el primer lugar de su vida.
    1. Él (Dios) hace nuevas todas las cosas, y eso incluye también a nuestro matrimonio.
    1. Dios nos ayudará a adaptar nuestro corazón con base en la necesidad de nuestro cónyuge.
  4. Amnistía
    1. Efesios 4:32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.
    1. La palabra Amnistía proviene del griego y significa “olvido, mala memoria” hágalo a diario con su cónyuge, Dios nos dio la amnistía que nosotros necesitamos.
  5. Agradecimiento
    1. 1 Tesalonicenses 5:11 Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.
    1. Animar y edificar, caminar al lado de alguien por el resto de nuestras vidas, agradeciendo su compañía y apoyo para llegar a Dios.
    1. Muy necesario el apoyo y el agradecimiento entre los cónyuges.
  6. Afecto
    1. 1 Corintios 7:3 El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido.
    1. El afecto debe ocupar el primer lugar en la lista de las cosas que necesita nuestro cónyuge, hacerlo a diario nutre el amor entre ambos y se renuevan cada día.
    1. Abrazos, besos inesperados, palabras de afirmación, agradecimientos, etc.

Semblanza de un matrimonio renovado

Existen los matrimonios tipo invierno, fríos y helados, piense por un momento en cómo es esto, no hay emoción, es crudo, aburrido y sin vida.

Están los que entran en invierno por temporadas y los que están en verano en otras, un va y viene de emociones, unas veces felices y contentos, otras, no tanto, aburridos y fríos.

Y los matrimonios cálidos, románticos, bellos, exuberantes y en crecimiento, piense por un momento lo que usted siente en un ambiente de estos, donde la hamaca se mese suavemente debajo de las palmeras y el arco iris brilla en el cielo, que imagen, ¡cierto!

Conclusión

¿En que estado se encuentra su matrimonio?

La verdad es que nuestra experiencia matrimonial pasa por varios estados, pero depende mucho de nosotros como queremos vivirlo, pienso que todos queremos vivir en la suave y relajada playa, con el bello arco iris y no en la difícil e inclemente situación de un frío abrumador, así que, renueve cada día su amor y vera como sale el sol sonriente en el horizonte.

Preguntemos

¿Cuáles serían las tres cosas que haría diferente en su matrimonio si volviera a empezar?

¿Cuál de los seis pasos que estudiamos piensa usted que necesita su matrimonio?

¿Cómo califica usted su matrimonio – invierno, templado o cálido?

¿Le ha dado a su cónyuge un abrazo el día de hoy?