Una pregunta habitual entre muchos jóvenes que consideran abandonar sus estudios por diferentes motivos; por presión de sus amigos, por bajas notas en materias, por exceso de deberes escolares o incluso por su poca capacidad de hacer amigos; sea cual sea la razón, debemos considerar cada decisión con sus consecuencias implícitas, sean negativas o positivas.

¿Por qué no dejar de Estudiar?

En varios países los jóvenes deben estudiar entre 8 y 11 años para la educación básica, luego de ello, pasar entre 3 y 5 años para su carrera profesional, y puede ser tedioso tantos años invertidos en la educación pero debes considerar el beneficio que se obtiene cuando no dejas de estudiar, como también las consecuencias de no estudiar.
Un proverbio enseña lo siguiente:

Proverbios 6:6-8 Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio; 7. La cual no teniendo capitán, Ni gobernador, ni señor, 8. Prepara en el verano su comida, Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento.

Si procuramos trabajar, invertir esfuerzo en nuestro estudio, a su tiempo recibiremos el fruto de ese esfuerzo, así que no es recomendable abandonar, ya que luego vendrá la calamidad sobre aquellos que no se han preparado de forma que pueda responder ante los desafíos diarios de la vida.

¿Qué exige la ley?

Bueno, analizando un poco en nuestro país lo que nos exige la ley en cuanto a educación, debemos considerar que sin una educación mínima básica, puede ser difícil emplearse con condiciones dignas de trabajo, puedes terminar fácilmente siendo explotado por cualquier trabajo que haga la excepción en la política de los estudios, o deberás invertir esfuerzo y talento al doble para emprender tu propio proyecto, siempre existirá la demanda de un esfuerzo para lograr tus objetivos en lo que te propongas en esta vida, así que, ¿Por qué no aprovechar la oportunidad que se tiene cuando estamos jóvenes?

Un principio bíblico nos enseña que debemos obedecer a la ley, a las autoridades como al Señor:

Romanos 13:1 Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.

¿Tengo la preparación Suficiente?

Bueno, tendríamos que responder primero el siguiente interrogante. ¿Qué queremos conseguir en nuestra vida? – Con base en esta respuesta es que podemos determinar si tenemos ya la preparación suficiente, recuerda que una planificación es necesaria.

Lucas 14:28 Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?

Proverbios 21:5 Los pensamientos del diligente ciertamente tienden a la abundancia; Mas todo el que se apresura alocadamente, de cierto va a la pobreza.

Es bueno que consideres el consejo que pueden darte personas de confianza, personas a las cuales puedes ver cumpliendo en parte lo que tu anhelas, de esa manera entenderás lo que se necesita para llegar hasta esa meta.

Tus padres también son importante en este proceso, son ellos los que tienen la última palabra, ya que ellos brindarán el apoyo que tu necesitas para lograr tus sueños y vencer los desafíos que se te presenten.

Proverbios 1:8 Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, Y no desprecies la dirección de tu madre;

Y es obvio que no deberías abandonar tus estudios sin haber recibido la preparación suficiente para lograr los objetivos que deseas alcanzar.

¿Por qué quiero dejar de Estudiar?

No te engañes:

Jeremías 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

Los seres humanos tendemos a buscar razones que justifiquen cuando queremos hacer algo un poco egoísta.

Santiago 1:22 Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.

¿Qué razones egoístas pudiera tener alguien para dejar los estudios?

Una de las posibilidades frente a esta pregunta es que, puede sentirse abrumado por todo lo que la educación nos exige, pero ¿Es realmente válida esta apreciación?

Piensa muy bien porque quieres dejar tus estudios, ¿Será acaso para escapar fácilmente de estas responsabilidades? Sí es así, te llevarás una no muy grata sorpresa.

Las Desventajas

Abandonar los estudios antes de tiempo es cómo bajarse del bus antes de que el pare, puede que el viaje sea incómodo, los pasajeros desagradables, la ruta larga, sí saltas antes de tiempo, no llegarás a tu destino, con seguridad concluimos que te harás un daño significativo, de igual modo los estudios, el tiempo es incómodo, los compañeros pueden ser desagradables, la ruta puede ser muy larga, si abandonamos los estudios no llegaremos a nuestro destino.

A corto plazo notarás como es de difícil ubicarte un trabajo con unas condiciones dignas, de seguro tendrá que trabajar más para poder pagar ciertas cosas, así que, ¿Qué obtienes? – Solo arrepentimientos.

A largo plazo verás como los problemas de salud te caen encima, esto debido a los trabajos precarios que algunos tienen, depender de ayudas sociales, o incluso acabar en la cárcel si buscas un dinero fácil.

Finalizar tu educación no garantiza que no vayas a tener cualquiera de estas situaciones, pero si te ayuda a evitar muchos problemas en el transcurso de tu vida.

Las Ventajas de Completar Tus Estudios

Es normal que tras un examen perdido o un día complicado te sientas tentado a abandonar tus estudios. Lo último que te preocupa en ese momento son las consecuencias que puedes tener si los abandonas.

Aun así, antes de decidir abandonarlos, que resultaría fácil, piensa más bien en las ventajas que se tienen al terminarlos.

Veamos lo Salomón nos aconseja frente a esto:

Eclesiastés 7:8 Mejor es el fin del negocio que su principio; mejor es el sufrido de espíritu que el altivo de espíritu.

Conclusión

En resumen, en vez de dejar tus estudios, trata de ser paciente y solucionar los problemas que surjan en el trayecto. Verás cómo ganas cosas importantes para tu futuro.

“Recuerda, la felicidad no está en la meta, está en el proceso que toma llegar a ella”.

Felipe Torres – 2020