Bueno, podríamos desarrollar esta pregunta bajo otro interrogante cómo… ¿Por qué deseas tener privacidad?

Si es porque no quieres que todo mundo entre a tu cuarto debido a que allí te cambias de ropa o deseas orar, o simplemente descansar de un día difícil, estaría bien que la tengas, de hecho, puedes hablar con tus hermanos o padres para que ellos sepan las razones del porque quieres tener esos momentos a solas en tu habitación.

Cuando el Señor Jesucristo estuvo en la tierra, nos dejó una enseñanza muy buena con relación a los momentos de intimidad o privacidad, Mateo 6:6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Marcos 1:35 Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba. El empleaba estos momentos para orar, para dirigirse a Dios el Padre, así que Dios el Hijo nos deja una enseñanza muy importante al respecto y un principio justo del porque puedes decidir tener un momento de privacidad.

Ahora, si deseas descanso, no esta mal tampoco, Marcos 6:31 Él les dijo: Venid vosotros aparte a un lugar desierto, y descansad un poco. Porque eran muchos los que iban y venían, de manera que ni aun tenían tiempo para comer. Hay momentos que deseamos estar a solas y poder descansar, dormir o simplemente meditar en cosas buenas y honestas, entonces es un espacio que puedes aprovechar en una intimidad, tu privacidad.

Tus padres no comprenden esto, bueno, acércate y habla con ellos, recuerda que para ellos es difícil hacer esto, pero su preocupación por ti los lleva a tomar ciertas acciones, por ende, no los culpes o te disgustes con ellos, mas bien sigue el consejo dado por Dios Proverbios 19:11 La cordura del hombre detiene su furor, Y su honra es pasar por alto la ofensa.

El problema es con tus hermanos, bueno, pacta con ellos acuerdos de respeto y tiempos a solas, con ellos enseñaras a tus hermanos cosas que serán útiles para sus vidas, sin enojarte y sin alzar la voz, no lograrás nada si lo haces.

Todo esta en que realices un autoexamen y determines para que quieres esta privacidad, te preguntes constantemente si has hecho algo para que tus padres duden de ti y no te permitan tener estos espacios, o a veces pareciera que eres muy hermético con tu vida y esto aflige mentalmente a tu familia, dado que si no les das señales de algo no sabrán que ocurre contigo; todo esto pueden ser causantes para que tu privacidad sea invadida.

Escucha y presta atención a lo que tus padres les inquieta. Santiago 1:19 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; así les ayudarás en sus inseguridades.

Cuando tienes nuevos amigos

Es normal que tus padres se entrometan, quieren conocer quien es esta nueva persona y que busca de ti, como puede influir sobre tu conducta, tus padres siempre tendrán ese comportamiento protector, desde pequeño te han cuidado, así que no los bloquees bruscamente, mas bien presenta esta persona a ellos, antes de que ellos se den cuenta, así verán en ti una persona responsable y considerada, querrán participar contigo y tendrán confianza en ti, recuerda: la confianza es como el sueldo, se gana con esfuerzo.

Si no haces nada malo, no tienes nada que ocultar. Pero si tienes que esconder algo, ¿Por qué es?

Recuerda, la privacidad o los momentos a solas se prestan para muchas cosas, así que, se muy responsable con lo que elijes hacer y pensar en estos momentos de privacidad, dado que es en los que más vulnerables podemos estar.

 Génesis 2:18 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.