Esta es una pregunta que puede estar dando vueltas en tu cabeza, y de eso se trata estas lecciones, buscar respuestas a esas inquietudes, así que analicemos un poco que considerar para saber si estamos listos o no.

Desde el principio, Dios estableció que al crecer los hijos se irían de casa, dejarían a padre y madre y se establecerían de forma independiente para iniciar el recorrido en su etapa adulta. Génesis 2:23-24 Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. 24. Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Marcos 10:7-8 Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, 8. y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno.

Ahora, tener el deseo no quiere decir que ya estés listo, analicemos un poco el motivo por el que deseas irte de casa e iniciar tu vida adulta:

¿Por qué deseas independizarte?

  • Salir de los problemas que hay en tu casa con los padres o alguien cercano.
  • Tener más libertad.
  • Quedar bien ante algún amigo o pareja.
  • Ayudar a un amigo que necesita compartir casa.
  • Trabajar en otro lugar.
  • Aprender a vivir por tu cuenta.
  • No ser más una carga económica para tus padres
  • Otras: ________________________________

Estas razones pueden ser buenas o malas, todo esta en cuál es la verdadera razón o propósito para irte del cuidado de tus padres, notemos un ejemplo: si el irte de tu casa esta motivado por la idea de tener mas libertad, muy probablemente te vas a llevar una gran sorpresa, una no muy agradable sorpresa con los excesos.

Por lo tanto, es bueno que consideres muy bien esta decisión y la consultes con Dios, Proverbios 29:20 ¿Has visto hombre ligero en sus palabras? Más esperanza hay del necio que de él.

Puedes tener razones muy válidas, pero debes considerar que para este desafío debes desarrollar ciertas habilidades que te permitan ser independiente. Analicemos la segunda pregunta.

¿Estás preparado?

Vivir por tu cuenta es como ir a acampar, debes preparar tus alimentos, saber como prender fuego, leer un mapa, enfocarte en la supervivencia, valerte por ti mismo, ¿Estás preparado?

Salomón dijo: Proverbios 14:15 El simple todo lo cree; Mas el avisado mira bien sus pasos.

Así que, de acuerdo con el consejo de Dios, estas listo para…

  1. Administrar el dinero. Aprende lo que mas puedas sobre como administrar tus recursos, no son eternos, se acaban pronto cuando no haces un uso correcto de estos. Aprende de aquellos con experiencia, como tus padres, por ejemplo. Proverbios 1:5 Oirá el sabio, y aumentará el saber, Y el entendido adquirirá consejo,
  2. Habilidades para tareas domésticas. Algo muy importante si no quieres terminar con… tu casa llena de bichos raros, ropa sucia, platos sin lavar, pisos sin barrer, baños sin lavar, alimentos mal preparados, ropa arrugada, bueno, un sinfín de tareas.
  3. Habilidades sociales. Si tienes la idea de vivir con un amigo(a), considera que debes pensar muy bien como será la convivencia, porque si te vas te casa por no llevarte bien con tus padres y tus hermanos, ¿Qué te hace pensar que será diferente con alguien más?
  4. Hábitos espirituales. Un aspecto importante, considera que sí pierdes a Dios lo has perdido todo, sí en casa tus padres te decían que hacer en el aspecto espiritual ¿Cómo manejaras el asunto tú solo? No sea que descuides y naufragues en la parte espiritual. 1 Timoteo 1:19 manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos. Debes considerar que Dios quiere que nosotros estemos convencidos, que estamos fuertes en la fe, Romanos 12:1-2 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. 2. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Así pues, prepárate muy bien para ser disciplinado en esta parte.

¿Qué quieres lograr?

Si estas planeando tu independencia por los problemas en tu casa o por tener más libertad, piensa por un momento en que sales sin un objetivo claro, sin un norte preciso de la situación, algo tan simple, como si estuvieras manejando un auto solo mirando por el espejo lo que queda atrás y… ¿Qué de lo que hay adelante? Puedes chocar fuerte, incluso perder todo, así que, preocúpate por tener un buen plan de lo que quieres lograr para que no termines accidentado.

Sea cual sea el objetivo, piénsalo muy bien, Proverbios 21:5 Los pensamientos del diligente ciertamente tienden a la abundancia; Mas todo el que se apresura alocadamente, de cierto va a la pobreza. Cuando las decisiones se toman apresuradamente, el resultado siempre es desastroso, Proverbios 23:22 Oye a tu padre, a aquel que te engendró; Y cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies.

La verdadera cuestión no es si estás listo para irte de casa, es más bien si estás listo para la independencia, para hacerte cargo de las muchas tareas que trae consigo el vivir y ver por nosotros mismos. Si después de esta reflexión consideras que ya es momento, adelante, abandona el nido.