Como joven puedes sentirte abrumado con tantas cosas que ocurren a tu alrededor, situaciones que pueden afectar tu estado emocional y mental, incluso el espiritual, puedes pensar un sinfín de cosas frente a argumentos que te son presentados en tu escuela, colegio o universidad, pero debes recordar siempre que Dios es el que te puede ayudar a enfrentar cada situación y el que te brinda la capacidad y conocimiento para hallar respuestas a varios interrogantes presentados.

Hay ocasiones en las cuales deseas expresar a tus padres varias de estas cosas y recibes respuestas no tan provechosas, incluso sufrir ciertos reproches por tu forma de ver algunos asuntos, pero, es el deber nuestro cotejar todo esto con la voluntad de Dios, con la Biblia.

Ahora, existen ciertas cosas que tu guardas en tu corazón, debes evaluar que si no son contrarias a Dios, puedes tenerlas allí.

Proverbios 3:32 Porque Jehová abomina al perverso; Mas su comunión íntima es con los justos.

También te recomendamos que no dejes de intentar hablar con tus padres, parece tedioso a veces, pero compréndelos también, no podemos esperar ser entendidos cuando no entendemos, ser considerados cuando no consideramos a nuestros padres, ellos también tienen dificultades, inseguridades, y puede que, incluso su reacción no sea la mejor, pero la misericordia nos debe acompañar siempre.

Mateo 6:14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;

Vamos a ver un ejemplo:

Cuando un joven se acerca a hablar con sus padres, ellos a veces actúan de forma desinteresada frente al asunto, ¿Qué podemos hacer en esta situación?

  1. Protestar con malos modos
  2. No contar nada
  3. Buscar otro momento más oportuno para hablar

¿Cuál crees que sería la mejor opción? Si elegimos la respuesta (a) actuaríamos de mal modo, iríamos en contra de la voluntad de Dios, ¿recuerdas? Todo debemos mirarlo a la luz de las sagradas escrituras, tomar de ella el mejor camino a seguir en cualquier situación.

Tomar la actitud descrita en la respuesta (a) nos haría faltar al principio bíblico descrito en Efesios 6:1-3 Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. 2. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; 3. para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra. Por lo tanto, no sería la opción para tomar.

Resultaría para ti como joven tomar la opción (b), ya que pareciera ser la más fácil, pero podríamos decir que no es la mejor. Proverbios 15:22 Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo; Mas en la multitud de consejeros se afirman. Note que los padres pueden ser la ayuda que estas buscando, aunque a veces no parezca.

Con la opción (c) puedes recibir lo que necesitas, esa ayuda o consejo que buscas, todo está en no dejar de insistir, en no permitir que nuestros prejuicios se interpongan.

Elije muy bien cuál opción tomas, recuerda que toda decisión trae consigo sus consecuencias.