Es poco probable que como seres humanos nos importe algo sino hemos invertido en ello tiempo, energía y dinero. Además de refrenarnos con los comentarios negativos, debemos hacer cosas que demuestren a nuestro cónyuge que no somos egoístas.

Tenemos un ejemplo bastante claro en las sagradas escrituras, y es nuestro Señor Jesucristo, nuestro Dios, quien, a pesar de su gran poder e infinita sabiduría, se rebajó a sí mismo y tomó forma de siervo, todo por amor a nosotros.

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

El mismo Dios, creador del hogar, ha determinado y aconseja que los cónyuges deben dar lo mejor de sí al otro.

Efesios 5:25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,

Solo medite por un momento, cuántas veces al día actúa de forma egoísta para con su cónyuge; se dará cuenta que esto ocurre, incluso, sin ser conscientes a veces; por lo tanto es el deseo de Dios que corrija dicha situación y preste más atención a las cosas que puede hacer por su pareja.

Consejo: que tal un pequeño detalle, no tiene que ser costoso, solo un pequeño pero significativo detalle que le haga sentir que estuviste pensando en tu cónyuge todo el día.

Su servidor en Cristo; L. Felipe Torres M.